Parece inevitable ¿verdad? En cuanto tenemos ya el verano en el horizonte, empiezan esas merecidas vacaciones que tanto hemos esperado, vamos a la playa y vemos renovados nuestros ánimos para hacer todo tipo de actividades que en invierno no podríamos soñar con hacer.

Eso sí, sabemos que todo esto viene acompañada con una pega y es precisamente el calor.

Tener aire acondicionado en casa parece una buena opción, pero también tiene pegas: consume mucho, el impacto en el medio ambiente es elevado y, además, si no controlamos nos podemos resfriar.

Vamos a intentar que este verano sea diferente: con nuestros siguientes trucos lo tendremos mucho más fácil.

Cómo evitar pasar calor en verano si no tienes aire acondicionado

¿Ventanas abiertas o cerradas?

Lo más común es pensar que si hace calor, las ventanas deben de estar abiertas para que puedas fluir la corriente. Sin embargo, tienes que saber que el aire que entra desde el exterior es mucho más cálido que el del interior.

La mejor solución es cerrar las ventanas durante el día y por la noche, cuando haga más fresco, ya las podremos abrir.

¿Utilizas las colchas adecuadas?

Lo primero que tenemos que hacer cuando se produce el cambio de estación es precisamente proceder con el cambio de las colchas. Poco o nada tienen que ver las colchas de verano con las de primavera y, mucho menos, con las de invierno.

Su gran ventaja es que son mucho más ligeras y, por ende, también mucho más frescas. Es la fórmula perfecta para poder alejar el calor y dormir a pierna suelta.

Además, también deberíamos de utilizar sábanas de algodón ya que nos ayudarán a conseguir un descanso reparador.

Di adiós a las copias copiosas

Lo que no puedes hacer es consumir comidas excesivamente calientes o pesadas en aquellos días donde más calor haga… en verano es tiempo para las clásicas ensaladas de verano, para las sopas frías, para tomar mucha fruta y, sobre todo, para poder probar los nuevos sabores de helados del mundo.

Por supuesto, no se te puede olvidar que hay que mantener hidratado en todo momento; los expertos recomiendan beber, como mínimo, 2 litros de agua de manera diaria durante todo el año… en verano tendremos que aumentar esta medida.

El poder refrescante de las duchas frías

No todo el mundo tiene el valor necesario para darse una ducha fría, pero, si nos atrevemos a dar el paso, con toda probabilidad nos vamos a quedar como nuevos. Los expertos recomiendan que nos duchemos un par de veces al día: ayudarán a regular la temperatura del organismo y, además, a poder eliminar la sensación de sequedad que el sudor ha producido en nuestra piel.

Aunque vamos a pasar calor si o si, en este artículo ya conoces algunas armas como para poder luchar contra él.

The following two tabs change content below.

bit2k5

En bit2k5 podrás encontrar las últimas novedades del marketing digital: trucos, clases, inventos en directo... Noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología.