El Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad o TDAH se inicia en la infancia y sus manifestaciones varían entre niños. Entre sus síntomas podemos encontrarnos con niños con una actividad física muy intensa, que corretean, se retuercen o tocan todos los objetos que ven. Por otro lado, puede manifestarse a nivel psicológico. Los niños se muestran despistados, se distraen fácilmente o presentan inconsistencia para mantenerse enfocados en una misma tarea. Asimismo, existen otros indicios, como el soñar despiertos, perder juguetes, decir palabras inadecuadas o ser incapaces de terminar cualquier tipo de tarea. Además, por lo general suelen tener grandes dificultades para controlarse e interiorizar las normas.

Las causas pueden dividirse en genéticas y ambientales. Entre las ambientales están el nacimiento prematuro, haber recibido algún traumatismo en el cráneo durante la primera infancia o infecciones del sistema nervioso, entre otras.

Tratamiento del déficit de atención por hiperactividad

Este trastorno tiene muchos tratamientos. La ayuda psicológica especializada logra un manejo y un control de los síntomas. El TDAH tratamiento llevado a cabo por especialistas puede lograr que esta patología tenga el menor impacto posible en la vida del niño y de sus familiares. A continuación, te indicamos algunos consejos útiles para tratar a niños con esta condición:

Estructurar el entorno y los horarios

Es necesario establecer en casa rutinas y hábitos que el niño pueda asimilar e incorporar a su vida diaria. La repetición y la planificación le ayudarán a centrarse en las tareas con más facilidad. Un día a día sin estructura o cambiar continuamente los planes establecidos puede ser muy nocivo para el niño. Eso fomentará una mayor distracción e inconsistencia. Organizar de antemano las actividades que se van a realizar, los ayudará a mantenerse ocupados y regulados, y a evitar situaciones de descontrol.

Dejarles claro lo que se espera

Muchas veces los padres no son lo suficientemente claros dando directrices a sus hijos. Además, con este tipo de niños, la claridad es especialmente importante. Ellos deben conocer qué expectativas exactas tenemos. Antes de pedir al niño que realice una tarea, se debe especificar lo que queremos que haga, cuándo ha de hacerlo y, sobre todo, de qué manera debe hacerlo. Además, hay que transmitirle también la actitud que se espera de él mientras realiza esta actividad.

Incorporar el juego

Es habitual que estos niños suelan recibir muchas ordenes, ya que su comportamiento tiende a manifestarse de manera errática y desorganizada. Esto hace que los padres tengan que dar indicaciones a menudo. Una forma de hacer que recuperen la diversión al realizar una tarea es hacer que éstas sean un juego. Además, dentro del juego se pueden añadir premios, como una buena merienda o palabras positivas. Esto se convertirá en un reforzador positivo, que les hará ver el juego, y, por lo tanto, el seguir órdenes como algo bueno.

La terapia y la medicación

Los niños con TDAH mejoran mucho siguiendo tratamiento. Cumplir siempre las citas con los especialistas y nunca ser negligentes con la toma de la medicación, en caso de tenerla, tendrá como consecuencia grandes mejoras en el niño.

The following two tabs change content below.

bit2k5

En bit2k5 podrás encontrar las últimas novedades del marketing digital: trucos, clases, inventos en directo... Noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología.