La cosmética natural o cosmética bioecológica (http://naturaonline.es/) son cosméticos elaborados a partir de extractos que se consiguen de la naturaleza. En la actualidad este tipo de cosmética está en auge por los numerosos beneficios que estos productos nos producen en la piel. Estamos hablando de una alternativa directa y que está ganando a la cosmética tradicional, productos elaborados con componentes de origen vegetal.

Origen de la cosmética bioecológica

Egipto

Antes de que los productos químicos colapsaran la sociedad, en el mercado existían elaboraciones de cosméticos hechos con base vegetal y productos ecológicos y naturales. El origen de la cosmética bioecológica se remonta al año 4000 a.c en el antiguo Egipto. En algunas tumbas se encontraron cosméticos naturales y esto confirmó que esta época de la historia fue la “cuna de la cosmética” ya que su uso estaba extendido por toda la sociedad y fue en esos años cuando se desarrolló su elaboración. Los egipcios utilizaban las hierbas aromáticas para elaborar perfumes y para sus rituales a los dioses y fueron los primeros en utilizar el perfume para el uso personalCleopatra, la última reina de Egipto, se bañaba en leche de cabra y miel, una combinación natural y que era el motivo por el cual esta reina era tan bella y tenía un aspecto tan saludable. Se elaboraban cremas limpiadoras, mascarillas y cosméticos con aceite (animal o vegetal) mezclado con polvo de la piedra caliza. Se han encontrado documentos donde se lee que las recetas para elaborar exfoliantes que más se utilizaban en el antiguo Egipto eran: polvo de alabastro, sal del Bajo Egipcio miel.

Grecia

La importancia de esta época histórica para los cosméticos naturales o cosméticos bioecológicos tiene el origen en el significado de la palabra cosmético, “que se utiliza para la higiene o belleza del cuerpo”. Esta civilización fue la que separó el uso de los cosméticos en dos vertientes: higiene corporal o adorno para la piel. Eran tan importantes los cosméticos que aparecieron en la sociedad civil trabajadores llamados “kosmetes”, profesionales dedicados al cuidado y a la belleza del cuerpo. Hipócrates de Cos (460 a.c – 370 a.c), médico de la antigua Grecia, recomendaba productos elaborados a partir de la naturaleza para el cuidado de la piel mediante baños y masajes.

Roma

Los romanos heredaron en su civilización tanto la cultura egipcia como la griega a la hora del cuidado personal. Se dice que los soldados romanos cuando iban a batallar llevaban consigo mirra para curar las heridas de la guerra. La cera de las abejas, agua de rosas y aceite de oliva era un cosmético utilizado para evitar las arrugas y la piel seca. En esta sociedad también aparecieron personas que se encargaban de cuidar a otras mediante cosméticos naturales como los “cosmetriae” (esclavos) o las “ornatrices” (sirvientas).

Edad Media

La pobreza y la guerra de esa época supuso que todo lo aprendido en las otras civilizaciones quedara olvidado. La iglesia católica prohibió el uso de los cosméticos en las mujeres… No obstante, las Cruzadas en Occidente del s. XI propiciaron el intercambio de cosméticos de otras culturas y volvió el uso de los cosméticos en la sociedad.

The following two tabs change content below.

bit2k5

En bit2k5 podrás encontrar las últimas novedades del marketing digital: trucos, clases, inventos en directo... Noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología.