Si tienes un perro sabrás que estos animales son perfectos compañeros de vida, pues te ofrecen cariño y lealtad a raudales de manera desinteresada. Pero, como sucede con los humanos, cada perro tiene su propio carácter y personalidad y, también a ellos, hay que educarlos o entrenarlos con el fin de que aprendan unas pautas de comportamiento que nos permitan una buena convivencia. De lo contrario, la experiencia puede llegar a ser terrorífica. No hay perro malo sino mal educado porque, sí, la educación también es cosa de perros. ¿No lo sabías? Adiestra a tu perro y notarás la diferencia.

¿Por qué debes adiestrar a tu perro?

Existen diversas razones que podríamos darte para que compruebes que adiestrar a tu perro es la mejor decisión que tomarás en toda tu vida. Si tienes hijos seguramente no habrás dudado ni por un momento en la necesidad de que estos vayan a la escuela. Los motivos de por qué deben hacerlo los tendrás claros también. Pues, en el caso de los perros, los argumentos para convencerte de que necesitan un adiestramiento son similares. Piensa que los cánidos viven en manadas y que, en su estado natural, los perros aprenden normas de comportamiento de sus congéneres. Es decir, en el mundo animal también hay escuela.

Para tu perro tú eres su padre o madre, su referencia y su modelo a seguir así que él aprenderá lo que tú le enseñes. Pero, claro, puede que desconozcas el método apropiado para establecer una buena comunicación con tu mascota y conseguir que el animal aprenda a comportarse como debe. Existen pautas, debes conocer el lenguaje de tu perro. De esto se encargan los entrenadores o adiestradores caninos. ¿Comprendes ahora la importancia de adiestrar a tu perro?

Las ventajas de tener a tu perro adiestrado

Educar a tu perro no solo será beneficioso para ti, sino también para tu mascota porque ella necesita normas, límites y necesita reconocerte como su líder. Es decir, para tu perro tú eres su líder y, como tal, debe sentir que tú dominas la situación y das las órdenes. De esta manera, tu perro se sentirá protegido por ti y se mostrará más tranquilo. Un perro educado no es un perro sumiso sino que es un perro tranquilo y feliz.

Un perro entrenado que reconoce pautas de comportamiento adquirirá unas rutinas que le permitirán estar tranquilo porque sabe que a cambio de llevar a cabo ciertas conductas recibirá un premio que puede ser una golosina, un paseo o simplemente jugar y recibir el cariño de sus seres queridos.

Un perro adiestrado no solo conoce sus límites, sino que no sufrirá ansiedad y, así, no será un perro destructivo. Tampoco llorará cuando se quede solo en casa ni tendrá un comportamiento agresivo con los otros animales o con las personas.

Adiestrar a tu perro también evitará que haga sus necesidades por cualquier sitio o que destroce tus muebles.

Si tienes niños u otras mascotas, tu perro aprenderá a respetar su espacio sin ser una amenaza para ellos. En definitiva, no existen más que ventajas en esta necesidad. ¡No lo dudes!

The following two tabs change content below.

bit2k5

En bit2k5 podrás encontrar las últimas novedades del marketing digital: trucos, clases, inventos en directo... Noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología.