Las tarjetas de visita son un clásico que no pasa de moda. Aunque vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, cuando conocemos a alguien relacionado con nuestro trabajo, la mejor forma de asegurarnos que puede contactarnos es darle nuestra tarjeta. Por este motivo siguen siendo muy demandadas.

Pero lo que sí que ha cambiado es el modo de hacerlas. Las imprentas online han conseguido simplificar el proceso, además de permitir también la personalización directa de nuestras tarjetas de visita a golpe de clic.

¿Cómo se hace una tarjeta de visita en una imprenta online?

Cuando entramos en la página web de una empresa de impresión online para pedir nuestras tarjetas, nos encontramos con una gran variedad de las mismas a nuestra disposición. Así, el primer paso antes de hacer nuestro pedido consiste en diseñar la nuestra.

En primer lugar, debemos escoger el tamaño, pues podemos optar por una tarjeta clásica o, en cambio, por unas dimensiones personalizadas. También tenemos que elegir el papel, que puede ser fotográfico, reciclado, metalizado, etc. Todo ello dependerá del tipo de tarjetas de visita que nos gustaría que nos identificara.

A continuación, hay que decidir el formato, el fondo, que puede ser de color liso o estampado y los acabados, como marcos o barnices.

Con todo esto ya dispuesto, podemos incluir ya el contenido de nuestra tarjeta. Como es lógico, nombre, cargo en la empresa en la que trabajamos, número de teléfono y correo electrónico no pueden faltar. Pero hay otros datos que también podemos poner. Por ejemplo, es muy habitual colocar la dirección web de nuestra compañía, incluso puede hacerse mediante un código QR, que permite acceder a la página web al ser escaneado por la cámara del móvil.

Llegados a este punto solo nos quedaría decidir cuántas tarjetas necesitamos y confirmar el pedido a la imprenta, que será la que se encargue del resto del proceso. A nosotros solo nos queda esperar a que el repartidor nos las traiga.

Técnicas de impresión de las imprentas online

La tecnología de impresión que se puede utilizar a la hora de imprimir las tarjetas de visita es, fundamentalmente, de dos tipos: impresión offset o impresión digital.

La impresión offset es aquella que utiliza planchas metálicas, tinta líquida y un complejo sistema de engranajes que permite que lo grabado en la plancha se estampe en el papel. Cuenta también con un proceso que permite que lo diseñado en ordenador llegue a la plancha metálica. La impresión digital, en cambio, puede tener lugar mediante tinta líquida (inkjet) o mediante pigmentos (tóner).

Pero lo verdaderamente importante son las diferencias entre ellas. La impresión offset puede ser más cara, por la maquinaria que necesita, pero permite hacer más copias a mayor calidad y en menos tiempo, mientras que la impresión digital resulta más barata para tiradas cortas y permite mayor innovación en los diseños, aunque es un poco más lenta.

Dependiendo de tus necesidades, te vendrá mejor un sistema u otro de impresión, pero esto es algo de lo que se suelen encargar las empresas a la que pedimos las tarjetas, que elegirán la tecnología más adecuada para ello.

The following two tabs change content below.

bit2k5

En bit2k5 podrás encontrar las últimas novedades del marketing digital: trucos, clases, inventos en directo... Noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología.